Arboleda

Abre las manos

La sangre

sábado, 31 de marzo de 2012

30 de marzo Palestina




SOMBRAS DE PROMESAS

Bajo la sombra del olivo

enterradas promesas,

ramas cuajadas de adormecidos

frutos esperan el rito del vareo,

paraje solitario, sólo el viento

vocea cargado de amenazas.

Almas de nardo recorren

el campo abandonado,

la fantasmal aldea, las huecas casas,

las lindes de recuerdos familiares,

llenan de agua amarga un pozo

con la nostalgia de un país de flores.

Ensordecedor granizo metálico,

voces prensadas en una franja,

en los puños encerrada la impotencia,

en las líneas de la mano algo turbio.

Se ha levantado un muro de intolerancia,

de vergüenza, miedo y desconsuelo,

hay un fuego poderoso de ciegas llamas.

Éxodo de gente sencilla

envuelta en el polvo del olvido,

caminan con una plegaria muda,

un canto desgarrado en el pecho,

un terremoto cínico

sacude la tierra dividida.





sábado, 24 de marzo de 2012

Cae


 
Cae el cansancio,
arrugada la noche
sobre el sillón.

domingo, 18 de marzo de 2012

Ayer y hoy, circuítos de la vida.



Ayer, hoy


Siempre instinto de marea,

de viento exaltado, algo

late y se alimenta de fuego

primitivo, raíz salvaje.

Los años pulen minerales,

liman aristas, nada detiene

a la comitiva del tiempo,

eje, torno y fuelle somos,

burbuja, instante, eternidad,

dibujo vivo de la sangre.







domingo, 11 de marzo de 2012

Fortaleza



     
         LA FORTALEZA

Alrededor el mar, navíos, gaviotas,
pinceladas azules lo abarcan todo.
Rotación de planetas, vientos, estaciones.
Fortuna y adversidad van turnando la suerte.
Tesoros cubiertos de arena, algas y sal
en un espacio de mudo reposo.
Serena te alzas en el promontorio,
investida de dignidad, lejana o íntima,
gravita tu sombra poderosa en la isla.
El pulso del destino dicta tu humor,
solícita o cerrada como una concha,
aliento o muro de contención
para quien arriba a tu corazón de argamasa,
al centro de tu pétrea estatura.
Pesa la memoria dilatada, no sólo,
de yelmos y espadas reunidas,
el azar barajó con un aire salobre
intrigas, nombramientos, amoríos.
Un desolado páramo se filtra
por las heridas de tu alma
- quebrada arcilla, hendidura -
tanta cicatriz es hoy, línea de ocaso,
grito rebelde sobre un trazo de agua,
leve temblor de aves pasajeras.
Aún surge el vigor de las profundas grietas,
vibran los cimientos como ocultas raíces,
naufragio de tercos recuerdos
arrastra la marea a otras orillas.
La reflexión te imprime un sello de ausencia,
mascarón en la niebla, difuminados contornos.
Alguna losa es el pobre vestigio
del rastro neblinoso de la sangre.
En las profundidades acuosas
podridos arcones, piezas de oro,
regios tafetanes y vaporosas sedas,
que un día poblaron tus salones
bajo la inquieta luz de macizos candelabros.
Hoy resuena fuerte el eco en las estancias,
tristes, desnudas, mendigando ausencias,
un velo de polvo lo cubre todo.
Simulas ser en la distancia
otra Afrodita nacida del útero marino,
una leyenda que las mareas relatan
y esparcen por otras tierras los albatros.

jueves, 8 de marzo de 2012

Mujer





Mujer bebe de la copa labrada
y honda de la sabiduría, no dejes
aplazadas para mañana tus inquietudes,
esa luz ambarina que hoy a ti se confía.
Tienes las herramientas, las llaves
de la prudencia y la osadía, se fiel
a la balanza de cada instante.
Alma de nácar aún por explorar
y conocer la hondura de su agua.




sábado, 3 de marzo de 2012

Guerras no



LA ESTATUA ROTA



Parece que ha caído el invierno en la plaza
como una enorme zarpa.
Un cinturón de hogueras profana la armonía,
la extirpa igual que otro hierbajo.
A golpes de culata la estatua va cediendo
su cuerpo desmembrado.
La altiva cabeza rodante, un grito,
en la mácula del barro.
Se alza un brazo de las llamas,
es signo de advertencia o absolución tardía.
Arrastran su blanco torso hacia los arbustos,
duelo mudo entre pisoteadas margaritas.
Arrojadas las piernas en la fuente parecen,
a través de la profundidad acuosa y de los líquenes,
confusos e inmóviles albures.
La luna clava su luz de cobre
-dentellada luminosa entre las ruinas-.
Un caudal de rabia murmura tras las ramas,
mascarada ebria de sombríos uniformes.

Sobre mí

Nací en Jerez de la Frontera, (Cádiz). Mi infancia transcurrió entre Sevilla y Essen (Alemania). La adolescencia y la primera juventud en Madrid. Trabajo de administrativo en Sevilla, donde resido. Géneros que desarrollo: poesía, poesía visual, relatos y microrrelatos.

Colaboraciones en: Agenda de la tolerancia, revista Océano, Cuadernos de Roldán, Aldaba, Diálogo, Jirones de azul, En sentido figurado, Poesía actual, Andalucía liberal, Revista Tinta china. Revista Grisú. Palabras diversas. En varias convocatorias de poesía visual Contra la violencia de género. Revista Nueva Grecia. Las afinidades electivas.

Publicaciones: Pliego monográfico de La Cuerda del Arco. Poemarios: La luna en el laberinto (1987). Arde la vida bajo el cobre lunar (1992). Tapiz de agua (2011). Bruñidas sombras (2012). Aún la lumbre (2014). Centinelas del frío (2015).

Antologías: Palabras indiscretas, Casa Eolo, I Encuentro hispano marroquí de poesía Jacinto López Gorgé, Versos para derribar muros, Especial de poesía andaluza vol.1 En sentido figurado. Miradas sin fronteras 2012. Poetas Siglo XXI. III Encuentro hispanomarroquí Trina Mercader. He hecho el prólogo para Poesía en la distancia: Al final poesía, 2013. Miradas sin fronteras 2013. III Antología Palestina. Mil y un poemas saharauis. Poemario colectivo Mujeres Ciudad Juárez. Miradas sin fronteras 2014. Alquimia del fuego.

Finalista de varios certámenes de poesía.

Premio de poesía del IV Certamen Internacional Traspasando Fronteras, Universidad de Almería 2010.

2º Premio del III Certamen de Poesía Erótica Galería-Taberna Ánima 2015.

Pertenezco a REMES (Red mundial de escritores en español).