Arboleda

Abre las manos

La sangre

martes, 21 de diciembre de 2010

Sólo


Sólo ...

Sólo sombras difusas

hacen suyos los gestos

que la noche salpica.

jueves, 9 de diciembre de 2010

A Miguel Hernández


Se nos quedó la muerte
enganchada a las rejas
con sus jirones de espanto.

martes, 26 de octubre de 2010

Azulado otoño


Azulado otoño

Un crujido de hojas

bajo el sol velado del otoño,

una música lenta

como pasos meditados.

Siluetas rojas bajo la verdina,

encaje improvisado en el estanque.

El reloj de los días,

calendario de hojas caducas,

una nube en la taza,

en la mesa un ramo de madroños.

sábado, 14 de agosto de 2010

El motín

EL MOTÍN

Se le heló la sonrisa, con una mueca agria en los labios, todos los sueños se habían amotinado. Habló el mayor de todos ellos, con una voz grave, cuyo eco rebotaba dolorosamente en su cabeza. –Hemos sido tolerantes y pacientes contigo, tanto como cuarenta años en mi caso. Formábamos una unidad, ahora escindida. Nos creaste, para luego arrumbarnos, como trastos inútiles, en el desván de la memoria. Por unanimidad hemos decidido abandonarte pero antes, tendrás que escucharnos a todos.
Uno a uno, por riguroso orden de antigüedad, hablaron de sus quejas, de sus esperanzas frustradas.Rodó una gota cristalina por la mejilla del hombre, confirmación de la angustia de saberse desposeído para siempre de sus sueños, perdido en los páramos de una realidad insulsa y espinosa.Donde el sol es implacable durante las largas horas del día y un viento áspero, como una lengua seca y granulada, se restriega contra las heridas abiertas, con saña. Tampoco las noches traen la calma, están hechas de vendajes húmedos y fríos, cuajadas de reproches y mortales silencios, de un hondo vacío parecido a la muerte.


(Apareció en la revista electrónica En Sentido Figurado, julio 2010)

domingo, 25 de abril de 2010

Traspasando Fronteras (III)


EL LUGAR DE LAS COSAS OLVIDADAS

En la arena yacen esparcidas
las cosas que ha devuelto el mar
o que sufrieron una acogida brusca,
el viento y el tiempo se encargarán
de recortar sus sombras,
de fragmentar su utilidad
contra la dentadura de las rocas.
La quilla de un barco azul,
algas en un abrazo lánguido
y verde rodean una chancla,
la tinta huidiza de una carta,
cuerdas, clavos, bidones rotos,
sereno cementerio de las cosas.
Se filtra enigmática la luz
en el desmayo de los objetos,
en la quietud de los despojos.
La ronca voz del mar
con su canción eterna
mece la bruma del olvido,
llega al rincón narcótico de un sueño,
a inanimados testigos de un suceso.

IV Certamen Internacional Traspasando Fronteras (II)


TRAVESÍA DE UN SUEÑO

Asustados ojos escrutan en la niebla
en medio de dos mundos,
el frío y el hambre revolotean siniestros,
el miedo se dispara como un cañonazo.
Se amontonan los cuerpos como fardos
en el exiguo espacio de la barca,
se eterniza la noche entre tablones,
tiemblan los miembros, tiembla el agua.
Cara o cruz es la apuesta,
la rueda del azar gira despacio,
el destino fija sus eslabones
en la líquida negrura del océano.
Siluetas mojadas, frágiles, vulnerables
se aferran a las rocas hasta alcanzar la playa,
un pequeño ingenio parlante en el bolsillo,
un reguero de huellas salpica las dunas,
un zapato perdido en la ardua carrera,
un cuerpo rendido a la hipotermia.
En las tinieblas son sólo sombras,
el blanco de sus dientes, los amuletos de hueso,
la luz de una linterna reflejada en un rostro
les devuelve la humanidad que les resta la noche.

IV Certamen Internacional Traspasando Fronteras

ENTRE PUNTALES AL RASO

No están hechos de humo
aunque les duelan los ojos
con la claridad almidonada
de las ciudades bulliciosas.
Llegan desde remotos lugares
con un hatillo de esperanzas
que poco a poco se disuelve
en un llanto de vacías manos.
Aguardan a la noche,
a la serenidad de las estrellas,
patrullan en hileras,
hurgan en los contenedores
los flacos restos del derroche.
Tras su sombra plana
y alargada en los muros
hay una historia roída
por el destino y las ratas,
una angustiosa memoria.
Los colmillos del viento
zarandean la dignidad,
se clavan en los huesos,
destrozan algún sueño.
En el pozo de los días
llueven las cenizas,
alrededor de improvisadas
fogatas letargo a cielo raso.
Están hechos de agua, de pan duro,
de infectadas heridas, de parásitos,
de ropa zurcida o encontrada,
de la caligrafía amarga de la calle.

Están hechos de sombra

lunes, 22 de marzo de 2010

martes, 9 de marzo de 2010








MICENAS


Hay una desolación que muerde el aire.

Pétreos bloques venidos de extintas canteras.

Los leones parecen el solitario emblema,

la única promesa en el dintel

de la ciudad expoliada.

El oro pálido de las máscaras

se funde en un pasado de leyenda.

Anónimo el sudor de los esclavos

junto al rescatado nombre de Agamenón.

Un hondo silencio lo domina todo,

los anchos muros, las colosales tumbas.

Vasijas














VASIJAS


Hay tanta emoción en las vasijas rotas,

sus trozos dispersos fragmentan la historia,

duele el cuarteado barro de su infancia.

Cuánto misterio de agua, tierra y fuego

reunido por concisas manos,

luz cambiante en las formas.

La fijación del fuego en sinuosas curvas,

en la policromía de un remoto alfabeto.

Cálidos recipientes de aceite, vino y grano

dormitando en la umbrosa espesura.

martes, 23 de febrero de 2010

Aquello que fue
















      AQUELLO QUE FUE

Aún cuelga la ropa de ligeros cordeles
con un balanceo lánguido y monótono.
En el lavadero lleno de trastos viejos
habitan muñecos resignados
a la inmovilidad, al frío trato,
indiferentes a los adultos que plegaron
su infancia en el fondo de un armario.

Un cactus casi ciego en la penumbra
de un húmedo rellano de escalera
parece tejer con su pelusa la trama
de horas grávidas y soñolientas.

Al traspasar la puerta acuden
como fieles perros los recuerdos,
los ojos sin párpados de las ventanas
atraen a las palomas y a los gatos.

Sólo en el corazón permanece
su esplendor de antaño,
aquello que fue antes de su ceniza.


Con un recuerdo especial para Manuel Carrasco

lunes, 22 de febrero de 2010

Un puñado de conchas

Adiós a Benedetti

“Porque ya el recuerdo será
como un puñado de conchas recogidas”
Jaime Gil de Biedma

A Mario Benedetti
Tiemblan el aire, las orillas,
las copas de los árboles,
lloran ríos, manantiales, calles,
en los cafés se habla a media voz.
Diste sentido a desahuciados corazones,
a pulsos taciturnos, energía,
coronaste sin espinas al amor
con la sencillez roja de los volcanes.
Tus ojos descansan en la opacidad
cansados de inviernos e injusticias,
los años te han llevado de regreso
como raíz genuina a la tierra misma.
Tristeza de los pájaros,
tristeza nuestra redoblada
porque la llama de tu palabra
se apagó encinta,
la tinta anda desconsolada
encerrada en el luto de un capuchón.

Me enredo

Microrrelato

LA DECISIÓN
Nunca pensé que algún día me vería en una situación así,
realmente una encrucijada. La educación recibida, la religión
judeocristiana que en mayor o menor medida nos recorta las alas,
el temor, el castigo, la propia conciencia, lo que es correcto y
lo que no lo es, el bien y el mal.
Hace unos días conocí a un chico encantador, atractivo,
inteligente y simpático. Congeniamos desde el primer momento,
hubo complicidad y atracción. Acabamos en mi casa, fue una noche
de sorpresas, asombro y seducción mutua. No habría problema si
Juan María no me hubiese calado tan hondo. Me arrastra a un
torbellino de pasión. He dudado, incluso de mi propia feminidad.
Hablamos del asunto, él comprende mi perplejidad, los nubarrones
que nublan mi entendimiento, le pedí una semana para reflexionar
y decidir, el tiempo ya se ha cumplido. Si he decidido seguir
adelante, volver a verle, lo llamaré para decirle que nada importa,
sólo nosotros y nuestro secreto. Voy a darle todo lo bueno que hay
en mi, me volcaré para satisfacerlo completamente. Él es uno y, es
dos, hombre y mujer. Es lo mejor y lo más extraño, a la vez, que me
ha pasado nunca, es Juan y es María. Es hermafrodita.

Publicado en la antología PALABRAS INDISCRETAS

Microrrelato

Microrrelato

domingo, 21 de febrero de 2010

MUJERES DE UNA ISLA


Mujeres solitarias de rostros oscuros

remiendan en alcobas gastadas esperanzas.

Bajo unos cabos de vela retratos familiares,

húmedo recuento entre lágrimas y piedras.

Entre amuletos y crucifijos, susurro de nombres,

humilde rito para invocar a los dioses.

Amarga es la tarea diaria en busca

de harina y combustible.

Caminan por los muelles,

avanzan arrastrando los pies

hacia otra despedida.

Cruzan las manos, se preguntan

cuándo regresaran los barcos,

los ausentes, los alimentos y las risas.

Anhelan que surja de la espuma

su isla redimida, la sal de algún milagro.


( Publicado en el nº 24 de los Cuadernos de
Roldán, dedicado a Cuba).

Poema visual

El parque


















           EL PARQUE

Los párpados de la mañana se abren
bajo el zumbido dulzón de discretas fragancias.
Un torbellino de color conmueve el aire
entre los majestuosos fustes de las palmeras.
Dormitan nenúfares en la quietud del estanque.
Las pétreas cuencas de las estatuas
parecen contemplar desde la umbría el infinito.
Los labios del poeta susurran a las musas:
huele a tierra removida, a renacimiento.
En los dedos de Ofelia arde
la llama ascendente de la música.

Sobre mí

Nací en Jerez de la Frontera, (Cádiz). Mi infancia transcurrió entre Sevilla y Essen (Alemania). La adolescencia y la primera juventud en Madrid. Trabajo de administrativo en Sevilla, donde resido. Géneros que desarrollo: poesía, poesía visual, relatos y microrrelatos.

Colaboraciones en: Agenda de la tolerancia, revista Océano, Cuadernos de Roldán, Aldaba, Diálogo, Jirones de azul, En sentido figurado, Poesía actual, Andalucía liberal, Revista Tinta china. Revista Grisú. Palabras diversas. En varias convocatorias de poesía visual Contra la violencia de género. Revista Nueva Grecia. Las afinidades electivas.

Publicaciones: Pliego monográfico de La Cuerda del Arco. Poemarios: La luna en el laberinto (1987). Arde la vida bajo el cobre lunar (1992). Tapiz de agua (2011). Bruñidas sombras (2012). Aún la lumbre (2014). Centinelas del frío (2015).

Antologías: Palabras indiscretas, Casa Eolo, I Encuentro hispano marroquí de poesía Jacinto López Gorgé, Versos para derribar muros, Especial de poesía andaluza vol.1 En sentido figurado. Miradas sin fronteras 2012. Poetas Siglo XXI. III Encuentro hispanomarroquí Trina Mercader. He hecho el prólogo para Poesía en la distancia: Al final poesía, 2013. Miradas sin fronteras 2013. III Antología Palestina. Mil y un poemas saharauis. Poemario colectivo Mujeres Ciudad Juárez. Miradas sin fronteras 2014. Alquimia del fuego. Alquimia de la sal. Gutenberg en Maguncia. El Quijote anarquista. Encuentros poéticos Teatro Romano de Itálica.

Finalista de varios certámenes de poesía.

Premio de poesía del IV Certamen Internacional Traspasando Fronteras, Universidad de Almería 2010.

2º Premio del III Certamen de Poesía Erótica Galería-Taberna Ánima 2015.

Pertenezco a REMES (Red mundial de escritores en español).